El Señor es mi pastor

El Señor es mi pastor con él nada me faltará -Salmo 23

 

Para los primeros cristianos, la imagen del Pastor era su favorita para asociarse con Cristo. De hecho, el arte cristiano más antiguo representa a Cristo como el Buen Pastor, y no como el Salvador crucificado. Afortunadamente la imagen de Jesús como el Buen Pastor sigue siendo popular en especial durante el catequismo. De hecho, los expertos en educación infantil dicen que a los niños pequeños les encanta este concepto por elsignificado de amor y responsabilidad que se tiene con su rebaño.

En el Antiguo Testamento, Dios fue llamado pastor, y el pueblo de Dios el rebaño. Por ejemplo, en el Salmo 23 se dice que el pastor lleva al rebaño por pastos verdes cerca de aguas refrescantes, lo guarda en los caminos correctos y lo protege del mal.

Según el evangelio de San Juan, Jesús se refería a sí mismo como un pastor. Él dijo: “Mis ovejas oyen mi voz; Yo los conozco y ellos me siguen ”(Juan 10:27). “Yo soy el buen pastor quien da su vida por sus ovejas «(Juan 10:11).

La parábola que Jesús contó sobre la oveja perdida es una historia sobre la preocupación y el cuidado de Jesús por los pecadores. Es el pastor amoroso que se esfuerza mucho para buscar a su oveja perdida y, cuando la encuentra, la lleva de regreso a sus hombros, regocijándose.

La imagen de los pastores es que son amables, cariñosos, pacientes, fuertes y abnegados. Son una buena imagen para Jesús. ¡Y las ovejas, que a pesar de ser hermosas y cariñosas pueden ser bastante testarudas y desobedientes, si lo piensas son un buen símbolo para nosotros! 😉

Para protegerse de todo mal solo tienen que rezar el Salmo 23

1 El Señor es mi pastor, nada me puede faltar.

2 El me hace descansar en verdes praderas, me conduce a las aguas tranquilas

3 y repara mis fuerzas; me guía por el recto sendero, por amor de su Nombre.

4 Aunque cruce por oscuras quebradas,no temeré ningún mal, porque tú estás conmigo: tu vara y tu bastón me infunden confianza.

5 Tú preparas ante mí una mesa, frente a mis enemigos; unges con óleo mi cabeza y mi copa rebosa.

6 Tu bondad y tu gracia me acompañana lo largo de mi vida; y habitaré en la Casa del Señor, por muy largo tiempo.

Muchas gracias por seguir leyendo este blog, les recuerdo que las clases para contactar a los ángeles es a través del grupo en Facebook, que tengan un muy buen fin de semana.

¡Mil bendiciones!

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.