Amor eterno

Gracias Dios por tu bondad y amor incondicional, por La Luz que pusiste en nuestros corazones y que a través de tu palabra nunca se apaga.

Les comparto el Salmo 1:1-2 es costumbre rezarlo a primera hora para que La Luz de en nuestros corazones brille aun más y seamos exitosos en todo lo que nos propongamos.

Dichoso el hombre
    que no sigue el consejo de los malvados,
    ni se detiene en la senda de los pecadores
    ni cultiva la amistad de los blasfemos sino que en la ley del Señor se deleita,
    y día y noche medita en ella.
Es como el árbol
    plantado a la orilla de un río
que, cuando llega su tiempo, da fruto
    y sus hojas jamás se marchitan.
    ¡Todo cuanto hace prospera!

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.