5 Pasos para Hacer Oración

Rezar, del latín recitāre, que significa dirigir a Dios o a personas santas, oraciones de contenido religioso; dícese también de decir o pronunciar de memoria y en voz alta, versos, discurso u oraciones.

Quizá sea muy lógico para algunos el rezar de forma desinteresada y con el corazón abierto, pero yo que fui criada en colegio católico (desde preescolar hasta secundaria), los rezos y letanías eran parte de mi rutina diaria: Al llegar a la escuela, antes de salir al lunch, antes de los exámenes, al mediodía tocaba el Angelus, al final de día y antes de salir de la escuela.

Y no bastaba con las letanías del colegio, que además me tenía que aprender las que mi madre nos enseñaba en casa (para asegurarse de llegar sin contratiempos a la escuela, antes de comer y obvio que después de comer, y al angelito de la guarda), de buena gana y sin chistar.

Creo que  que pensaban que mientras más veces se rezaba pues se tenía más que asegurada la entrada al cielo. 😊 O de perdido no tendríamos malos pensamientos.

A lo largo de los años me di cuenta que rezar, o major dicho recitar de memoria oraciones, sin hacerlo con el corazón abierto no cumple con su cometido.

¿Les ha ocurrido que rezan infinidad de novenas, rosarios y cadenas de oración y sin embargo sienten que no son escuchados?

Todos en algún momento nos hemos sentido en cierta forma abandonados cuando no obtenemos respuesta inmediata, o al menos la respuesta que nosotros creemos que queremos. Dios siempre nos escucha, de eso no tengo la menor duda, pero creo que Él nos pone más atención si cuando rezamos somos honestos, humildes y demostramos que siempre lo amamos y no nada más cuando lo necesitamos.

He de confesar que durante toda mi adolescencia y por no entrar en pleito con mi madre, rezaba con ella todas las letanías, novenas y cadenas que me pedía. Fue hasta que Dios me dio a mis dos hermosas hijas que entendí la diferencia entre rezar y hacer oración.

Pedir por mis hijas, por su salud y bienestar me cambió espiritualmente, me hizo reconectar con Dios.

Estar en sincronía con Dios, hablando con el corazón en la mano de lo que siento, de mis miedos y mis sueños, es hacer oración, el usar palabras de sabiduría escritas hace siglos para expresar exactamente lo que quiero decir, es hacer oración.

Hacer oración es simplemente crear un momento único y especial con Dios, entablar un diálogo espiritual para entender qué necesitamos y aceptar las bendiciones que nos envía.

 

5 Pasos para Hacer Oración

  1. Piensa en todo lo bueno que Dios ha hecho.
  2. Reflexiona porqué necesitas de su ayuda.
  3. Piensa cómo Dios te puede ayuda, escribe tu plegaria.
  4. Recuerda todo lo que Dios te ha dado y lo mucho que te ama.
  5. Selecciona una oración que te ayude a expresar exactamente cómo te sientes y qué necesitas.

Hacer oración me ha ayudado a entablar largas charlas con Dios, a aclarar mi mente y en qué le pido ayuda, consuelo o guía.

Quizás ese sea mi secreto para lograr que las oraciones y rituales que rezo y practico sean poderosos y milagrosos.

Yo uso un carpeta de argollas y paginas sueltas, las ilustro con marcos y dibujos para ayudarme a concentrar mi energía.

Descarga gratis tu formato para imprimr los 5Pasos para hacer oracion en PDF y comienza tu Diario de Oración

Anuncios

Deja un comentario